Publicado el

Formato IFC e Interoperabilidad

Como ya lo sabemos BIM es la tendencia a futuro dentro de la industria de la construcción por el manejo de toda la información necesaria para simular y llevar el seguimiento completo de una construcción.

En el mundo del diseño existen N número de software para trabajar, cada uno especializados en sus tareas y funciones, por ello se busca poder colaborar entre ellos, por lo tanto.

buildingSMART se basa en un esquema de datos común (modelo) llamado IFC que hace posible mantener e intercambiar datos relevantes entre diferentes aplicaciones de software.

El IFC es uno de los cinco tipos de estándares abiertos en la cartera buildingSMART, cada uno de los cuales existe para realizar diferentes funciones en la entrega y soporte de activos en el entorno construido.

El IFC  es el formato de datos utilizado por todos los sistemas de diseño, que tiene como finalidad permitir el intercambio de un modelo informativo sin la pérdida o la distorsión de datos o informaciones.

Gracias al BIM es posible crear un modelo virtual del edificio que no es una simple representación 3D, sino un modelo dinámico que contiene toda una serie de información sobre:

Geometría, Materiales, Estructuras, Características térmicas y prestaciones energéticas, Instalaciones, Costes, Seguridad, Mantenimiento, Ciclo de vida.

Interoperabilidad BIM

En un proyecto y ejecución de un edificio participan varias figuras profesionales, cada una por su disciplina o área de interés. Por esta razón es de gran importancia que los profesionistas involucrados puedan intercambiar informaciones colaborando eficazmente a la realización del proyecto.

Es necesario, entonces, un formato estándar que permita la interoperabilidad y el intercambio de datos de forma segura, sin errores y/o perdidas de información. Esta es exactamente la finalidad del formato IFC.

¿Como funciona el IFC?

 

Según buildingSMART, el formato IFC es la herramienta principal para la realización del Open BIM, “que representa un método universal para la colaboración en el diseño y construcción de los edificios basados sobre estándar y flujos de trabajo abiertos”.
La arquitectura IFC basa su propia estructura sobre:

  • semántica
  • relaciones
  • propiedades

Los elementos están pensados para describir los componentes de los edificios, como por ejemplo las instalaciones, espacios, zonas, mobiliario, elementos estructurales (pilares, vigas, paredes, forjados etc.), incluyendo las propiedades específicas de cada objetos. Gracias a esta subdivisión es posible asociar, a cada objeto, especificas grandezas como por ejemplo: Forma, Costes, Necesidad de mantenimiento, Posición, Prestación energética, Conexión con otros objetos, Seguridad, Características físicas y mecánicas.

Todos estos datos están generalmente codificados con uno de los tres formatos disponibles:

  • .ifc: formato de archivo predefinido basado sobre el estándar ISO-STEP
  • .ifcxml: codificación basada sobre lenguaje XML
  • .ifczip: archivo comprimido de uno de estos formatos, que pueden contener también material adjunto como PDF o imágenes

Cuáles son las ventajas del IFC

La principal ventaja ofrecida por el formato IFC es la posibilidad de colaboración entre las varias figuras involucradas en el proceso de construcción permitiendo el intercambio de información a través de un formato estándar.

Esto lleva a una calidad mayor, a una disminución de los errores, una reducción de los costes y a un ahorro de tiempo con coherencia de datos e informaciones durante todo el proceso de ejecución y de mantenimiento.

Por lo tanto el uso del Formato IFC y con ayuda de la interoperabilidad entre los todos los software podemos crear proyectos, a tiempo, estables y funcionales.

Fuente: Equipo técnico Grupo NYM
https://www.autodesk.com/
http://www.graphisoft.mx/
https://www.buildingsmart.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *