Publicado el

¿Qué es un Troyano?

Un Troyano es un tipo de malware que se disfraza como un programa útil, rutinario o inofensivo que engaña a la víctima para que lo instale en su computadora. Su nombre deriva de la popular historia de la antigua Grecia, en la que los griegos enviaban un gran caballo de madera a la ciudad de Troya como símbolo de paz. Sin embargo el caballo escondía tropas griegas que durante la noche abrieron las puertas de la ciudad, permitiendo un ataque griego sobre ésta.

Un troyano necesita ser invitado a un equipo para poder ejecutar su código dañino. Por este motivo, toman forma de programas inocuos o interesantes, como un archivo adjunto en un correo electrónico o un juego. En otras ocasiones los atacantes pueden insertar líneas de código malicioso en programas aparentemente legítimos, pero que tienen funciones ocultas al usuario. De esta manera, el usuario descarga e instala un troyano sin ser consciente de su peligro.
Una vez instalado, un troyano crea una puerta trasera en el sistema de la víctima, permitiendo el acceso a un atacante. Otros usos pueden incluir encender el micrófono o la cámara web de la víctima sin que ésta se entere, usar su cuenta para enviar correos de spam o incluso utilizar su PC para almacenar o enviar archivos ilegales.
Pese a que los troyanos presentan una apariencia inocente, existen algunos indicadores que permiten detectar su presencia. Por ejemplo, un síntoma común es que suelen reducir el rendimiento de la víctima, o incluso cerrar programas a la fuerza, debido a un fuerte uso de la red.

¿Cómo mantener mi equipo a salvo?
Hay varios consejos que puedes seguir para evitar ser infectado por un troyano:
1. No abras archivos adjuntos en correos electrónicos a menos que los estés esperando y conozcas el contenido.
2. Evita instalar programas desde páginas web no oficiales.
3. Puedes utilizar un cortafuegos para detectar si has sido infectado. Esta barrera entre Internet y tu computadora analiza el tráfico y si hay alguna actividad de red sospechosa, limitando el acceso a usuarios desconocidos.
4. Utiliza un antivirus actualizado para detectar troyanos en tiempo real.
En resumen, un troyano puede acceder a tu equipo sin que te des cuenta, y espiar o robar tu información privada. Mantente alerta y evita descargar ficheros de los que no conozcas bien su procedencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *